Blog de El Club del Desayuno Bonito

¡Bueeeeenos días! Si, hoy me he levantado con ganas de plantarte delante una dulce tentación para que no puedas resistirte a ella. ¿Pero tiene o no tiene buena pinta? Si el fin de semana o ahora que estáis de vacaciones preparáis este llamativo vasito de yogur para desayunar seguro que dejáis a más de uno/a con la boca abierta. ¡Y sino que se lo digan a Floureto! Aún recuerdo la expresión de su cara el otro día cuando salió de la habitación recién levantado y me vio en plena acción fotografiando la cosa. ¡Difícil de borrar! Puede parecer algo muy elaborado o muy complicado ¡pero nada más lejos de la realidad! ¿Y el resultado no puede ser más bonito y especial, verdad? Encima he aprovechado una fruta de temporada que a mi me encanta, ¡los melocotones! ¿Qué ricos están, eh? No me enrollo más y dentro receta.

¡Buenos días a tod@s! Hoy quería enseñaros y contaros la maravillosa experiencia que nos tenían preparada el pasado 8 de Junio el equipo de Plateselector para celebrar el 25º aniversario de los Yogures Pastoret (¡marca de la que somos muy fan y fieles consumidores desde hace tiempo en esta casa!). El día comenzó en la Granja Viu Can Gel, ¡el origen de todo! Porque en esta granja lechera de la provincia de Barcelona se encuentran las vacas frisonas, una variedad de rumiantes del norte de Europa, que produce la totalidad de la leche con la que se elaboran los deliciosos yogures Pastoret. Allí nos citaron a unos cuantos perfiles del mundo gastro como la simpática Kathrin de El Sabor de lo Bueno, los divertidos Stefania y Andreu de In and Out Barcelona, a Alejandro de GastroBarna, la espontánea Ingrid de My Lovely Food y a Ana de Lovefood para pasar una jornada divertidísima e inolvidable!

La historia de esta colaboración para el proyecto Tiempo de Infancia comenzaba como solo unas pocas, sintiéndome verdaderamente identificada con sus valores, con las cosas que transmiten a través de su trabajo, con el trasfondo de las personas que forman el equipo, con su ilusión, su empeño ante las dificultades...

Yessica, una de sus creadoras y organizadoras, me escribió un mensaje al que fui incapaz de resistirme: "Es un proyecto hecho con mucho mimo y, sinceramente, con mucho esfuerzo. Pero nos gusta o, mejor dicho, nos apasiona. Así que por él apostamos y también apostamos por él porque nos va descubriendo personas preciosas que apoyan el proyecto a las cuales nos está encantando juntarnos. Y así es, también vemos tu proyecto y nos sentimos reflejadas 100%. Porque sabemos lo que cuesta, la pasión que se ha de poner y la importancia de juntarse con más gente para que las cosas funcionen".

Que identificada me sentía con sus palabras...

Supongo que a estas alturas del partido y después de casi 3 años de existencia de este club, no te cabe la menor duda de que los desayunos más bonitos de Instagram están en nuestra galería, ¿no?

Pues aquí te dejo con los más destacados de Junio, con sus autoras y las preciosas galerías que se esconden detrás de sus perfiles.

Pasen y vean porque estas imágenes son un deleite para los sentidos y cuando las mires, te entrarán ganas de desayunar de nuevo aunque sean las 4 de la tarde...

¡Buenos días de nuevo!

Como ya sabéis los/as que me seguís activamente por mis Redes Sociales, esta semana hemos celebrado el aniversario de nuestra boda gitana. El martes (27 de Junio) se cumplieron 3 años de la ceremonia civil y el miércoles, del gran fiestón que hicimos ante todos nuestros mejores amigos y familiares para celebrarlo.

Como destino de luna miel escogimos Tailandia (no voy a entrar a detallar nuestra experiencia, llena de entuertos, porque eso sería irse por las ramas y en realidad, ya lo hice en otra ocasión).

No hace mucho que hablé con una amiga que vive lejos y que se casa en septiembre, y que al parecer han escogido viajar hasta este país asiático. Le prometí que le enviaría una lista con los tips (consejos) para viajar a Tailandia que a mi en su momento me hubiese encantado tener bajo manga, y que quizás nos hubiesen salvado de más de un entuerto, así que he pensado en compartirlos de forma pública por si a alguien más le pueden servir.

¡Allá van!

¡Buenos días! ¿Cómo estáis? Cuanto tiempo sin pasar por aquí... Y es que desde mitad de mayo hasta ahora he estado tan entretenida, con mil y una cosas, ¡que he perdido la noción del tiempo y el espacio! ¡Perdonarme! Vayamos por partes... Por orden cronológico, la primera cosa que quiero compartir con vosotr@s es el Desayuno Bonito y Alcalino que organicé junto a Nadia el pasado sábado 20 de Mayo en Barcelona. ¿Os suena? Seguro que si si traéis a vuestra mente la foto de ese loft tan Pinterest que subí a mi Instagram un día... ¡Ese fue el marco escogido para disfrutar de esta experiencia tan chula y diferente! Pero espera, espera. No te preocupes, que ahora vamos con todos los detalles y te acabo de poner en tesitura.

Mi niño no para. No para quieto ni su cuerpo ni su imaginación. A veces me pregunto a qué edad nos empezamos a cansar los mayores… Mi pequeño cuando volvemos a casa juntos y ve el portal ahí a lo lejos, al final de la calle, sin ápice de agotamiento o pereza, echa a correr hasta casa. ¡Y me dice “venga mama corre! Corre!”. Y yo no corro. Yo no soy un niño y no voy a correr a menos que me ponga mi calzado de running o me persiga un tigre… Cosa poco probable en mis lares. Mi niño no se cansa. Pero hay algo que nos gusta mucho hacer en casa y que mantiene a mi hijo quieto: el cine. Todos en casa somos apasionados del cine,  y creo que, desde que descubrimos que era algo de lo que podíamos disfrutar todos juntos, todavía nos gusta más.

¡Buenos días a todos y a todas!

Sé que este tipo de post los esperáis con ansia tanto las afortunadas que habéis podido asistir como todos aquellos/as que habéis disfrutado del encuentro a través del otro lado de la pantalla; así que hoy POR FIN os cuento con más detalle todo lo relacionado con el último CDBMeets, que como sabéis fue en la preciosa ciudad de Valencia, y os dejo con las maravillosas fotografías que tuvimos la suerte de que nos hiciera ese día Gemma de Tilaq Estudio y que por cierto, hablan por si solas.

¡Ahí va!