SABLÉS CON CREMA DE LIMÓN Y GLASEADO DE LIMÓN

Receta Sablés de limón

SABLÉS CON CREMA DE LIMÓN Y GLASEADO DE LIMÓN

Soy Sonia, de Entre Harinas, pastelera, fotógrafa y una enamorada de los desayunos bonitos y el slow life. Os podéis imaginar pues la ilusión que me hizo cuando Anna me encargó el desayuno para su experiencia CDB es la hora del té en Barcelona. Y aún más cuando me pidió formar parte de esta bonita comunidad de desayunantes como colaboradora ¡No me lo podía creer! Así, que aquí me tendréis a partir de ahora, rodeada de mucho talento y personas afines y bonitas. Haciendo del desayuno el mejor momento del día con las recetas que podréis encontrar en algunas de las experiencias CDB. ¡Sólo espero estar a la altura! ¿Empezamos con estos deliciosos sablés con crema de limón?

 

INGREDIENTES PARA LOS SABLÉS:

250g de mantequilla salada

90g de azúcar glas

10g de yema de huevo duro rallada

275g de harina floja

25g de fécula de patata o almidón de trigo

Le podemos añadir unas gotas de bergamota, ¿te animas?

Hervimos un huevo durante unos 10 minutos y dejamos enfriar. Pelamos, quitamos la yema y la rallamos.

Aparte pomamos la mantequilla. Es decir, la ablandamos. Lo mejor es darle un golpe en el microondas. Dejarla en el exterior no es recomendable, sobre todo ahora que empieza a notarse algo de calor. ¡Ojo! Tiene que estar blanda pero no deshecha. Tamizamos la harina junto a la fécula de patata y reservamos.

En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar. Lo podemos hacer con un batidor de mano o en la batidora con palas. Una vez está bien mezclado añadimos la yema de huevo y seguidamente la harina. Mezclamos hasta conseguir una textura homogénea.

Extendemos entre dos hojas de papel de hornear. Les damos un grosor de unos 2 milímetros más o menos y la ponemos sobre una bandeja a congelar. Sí, a congelar. Lo tenemos más rápido que si lo dejamos en la nevera y la masa ya está extendida. ¿Fácil no?

Precalentamos de mientras el horno a 160º.

Una vez está la masa está bien fría, la troquelamos con un cortador de galletas de unos 4 centímetros de diámetro. Las de la foto son un poco más grandes porque en casa son muy golosos. Pero creedme que con un sándwich de galletas de 4 centímetros basta.

Horneamos unos 12 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla y vamos a por la crema de limón.

INGREDIENTES CREMA DE LIMÓN:

La ralladura de un limón

50g de zumo de limón

100g de azúcar

70g de mantequilla fundida

100g de huevo

15g de maizena

Este interior no es exactamente el que hice para el CDB porque lleva huevo y no aguanta mucho. Una semana como mucho. Aunque la verdad, es que estas galletas no suelen durar mucho en casa. Os aseguro que se las comen antes. El relleno que os presento aún está más bueno y os será más fácil encontrar los ingredientes.

Batimos los huevos, añadimos el azúcar, la ralladura de limón, el limón, la mantequilla deshecha y la maizena. Cocemos en un bol hasta ebullición mientras mezclamos con unas varillas de mano. La textura tiene que ser la de una crema. Dejamos enfriar tapado con un film.

Una vez fría, la ponemos en una manga pastelera. No hace falta boquilla. Ponemos un poco de crema en el centro de una galleta. Cubrimos con otra galleta. Y así hasta que las tenemos todas.

 

GLASEADO DE LIMÓN:

50g de zumo de limón

150g de azúcar glas

Mezclamos todo junto bien. Y vertemos sobre las galletas. Para cubrirlas es mejor ponerlas sobre una rejilla y colocar debajo una bandeja para poder recoger el glaseado que sobre.

¡Ya las tenemos!Espero que os gusten. Son un pedazo de cielo.

 

Sonia Layola

Traductora de formación, manager de profesión y de vocación colibrí. Contadora de historias por naturaleza, pasados los 40 y con 2 hijos que son la auténtica escuela de mi vida, decidí estudiar lo que me realmente me apasionaba. Tengo el título superior de pastelería en Hofmann y me apasiona la fotografía a la que cada vez le dedico más tiempo. Hago pilates, nado siempre que puedo y estoy en un coro de gospel. Ah, nací y vivo en Barcelona y mi momento preferido del día, es como no, los desayunos sin prisas.