Tarta de pera y mazapán con harina de espelta integral

tarta de pera y mazapan

Tarta de pera y mazapán con harina de espelta integral

¡Hola! Ya ha pasado un mes desde que os mostré la receta de los sablés de limón. ¿Qué significa eso? Pues que toca nueva receta. Es decir, otro desayuno delicioso y esta vez pecaminoso. Porque creedme que no vais a poder parar de comer esta tarta de pera y mazapán con harina de espelta integral. Y sino me creéis preguntad a las afortunadas que participaron en la experiencia CDB es la hora del té en Barcelona.

Se trata de una receta tradicional de la cocina nórdica que yo he adaptado un poco para reducir la cantidad de azúcar tanto en el mazapán como en el relleno y en la base. La harina integral de espelta, así como las harinas integrales en general, son muy utilizadas en los países nórdicos, lo que también reduce un poco la cantidad de gluten, a la vez que le da un toque más sabroso ¿Vamos a por ella?

INGREDIENTES PARA EL MAZAPÁN:

125g de azúcar

250g de almendra en polvo

1 huevo

En un bol mezclamos la almendra con el azúcar y añadimos el huevo. Mezclamos todo bien con las manos. Es muy pegajoso pero lo tendréis en un momento. Cubrimos con un film para que no se reseque. ¿Fácil no? Pues esta masa es la misma que para hacer los famosos “panellets” catalanes.

INGREDIENTES PARA LA MASA:

150g de harina blanca

100g de harina integral de espelta

100g de mantequilla fría cortada a daditos

1 pizca de sal

2 cucharadas de azúcar glas (optativo, yo no le añado)

1 huevo grande ligeramente batido

En el bol de la amasadora mezclamos las harinas junto a la sal y el azúcar (optativo). Añadimos los daditos de mantequilla y, con la pala de la amasadora y a velocidad baja, dejamos mezclar hasta que obtenemos una textura arenosa o de queso rallado. Añadimos el huevo y amasamos un poco.  También podéis hacer la masa a mano. Estiramos la masa entre dos papeles de hornear o bien hacemos una bola y envolvemos en un film de plástico. Dejamos enfríar en la nevera una media hora. Yo prefiero estirar la masa antes porque una vez fría cuesta más.

Precalentemos el horno, arriba y abajo, a 180º. Cubrimos un molde de unos 20 cm de diámetro, previamente engrasado con spray o con mantequilla, y colocamos garbanzos o bolas de cerámica para que no se levante la masa al hornear. Horneamos unos 15 minutos y dejamos enfriar.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

100g de mazapán (si sois golosos añadid más)

1 vaina de vainilla

100g de mantequilla pomada (que se pueda batir)

2-3 peras

25g de nueces picadas (optativo)

Abrimos la vaina de vainilla a lo largo y rascamos bien las semillas. Las añadimos al mazapán. Mezclamos bien con la mantequilla, que tiene que estar a temperatura ambiente. Mezclamos hasta que quede una masa homogénea. Que no se vean rastros de mantequilla.

Cortamos la pera en láminas finas y vamos colocando sobre el mazapán en forma circular. Cubrimos con las nueces picadas y horneamos a 180º unos 30 minutos. Dejamos enfríar y a disfrutar del momento.

 

 

Sonia Layola

Traductora de formación, manager de profesión y de vocación colibrí. Contadora de historias por naturaleza, pasados los 40 y con 2 hijos que son la auténtica escuela de mi vida, decidí estudiar lo que me realmente me apasionaba. Tengo el título superior de pastelería en Hofmann y me apasiona la fotografía a la que cada vez le dedico más tiempo. Hago pilates, nado siempre que puedo y estoy en un coro de gospel. Ah, nací y vivo en Barcelona y mi momento preferido del día, es como no, los desayunos sin prisas.