#FLOURETATRIPS: 5 TIPS PARA VIAJAR A TAILANDIA

Trópico Bcn

#FLOURETATRIPS: 5 TIPS PARA VIAJAR A TAILANDIA

¡Buenos días de nuevo!

Como ya sabéis los/as que me seguís activamente por mis Redes Sociales, esta semana hemos celebrado el aniversario de nuestra boda gitana. El martes (27 de Junio) se cumplieron 3 años de la ceremonia civil y el miércoles, del gran fiestón que hicimos ante todos nuestros mejores amigos y familiares para celebrarlo.

Como destino de luna miel escogimos Tailandia (no voy a entrar a detallar nuestra experiencia, llena de entuertos, porque eso sería irse por las ramas y en realidad, ya lo hice en otra ocasión).

No hace mucho que hablé con una amiga que vive lejos y que se casa en septiembre, y que al parecer han escogido viajar hasta este país asiático. Le prometí que le enviaría una lista con los tips (consejos) para viajar a Tailandia que a mi en su momento me hubiese encantado tener bajo manga, y que quizás nos hubiesen salvado de más de un entuerto, así que he pensado en compartirlos de forma pública por si a alguien más le pueden servir.

¡Allá van!

Antes de empezar a soltarlos me gustaría aclarar que por supuesto están basados en mi experiencia y que nosotros hicimos un viaje totalmente programado a través de agencia desde España.

Dicho esto, ahí va:

Viaje a Tailandia

1- Llevar calcetines, pikys, bolsas de plástico para los pies o lo que tu quieras para entrar a los templos. Cuando vas a visitar un edificio sagrado en Tailandia te hacen descalzarte y dejar tus zapatos en unas estanterías que suelen situar en la entrada. Y a mi llamarme escrupulosa, mal pensada o lo que queráis pero me daba un poco de asquillo pensar en la de gente que pasa por allí diariamente, que cosas podían traer consigo en sus pies y tener que caminar yo por allí con los míos descalza.

Viaje a Tailandia

2- Llevar pantalones largos o falda (para asegurarte el tiro te recomendaría que lleves de estas que te llegan hasta los tobillos o los pies) y camisetas de manga corta para visitar los templos. Dependiendo de la importancia del edificio sagrado son más exigentes o menos con la vestimenta y en algunos podrás ir con tu camiseta de tirantes y cubrirte los hombros justo antes de entrar con un simple foulard y en otros, como en el Gran Palacio de Bangkok, si no llevas lo que ellos consideran la ropa adecuada te harán alquilar unos maravillosos pantalones y unas camisa, que apenas nadie usa (entiéndase la ironía) para poder entrar. Si, lo habéis intuido, yo tuve la gran suerte de tener que alquilar y usar una fantástica camisa de manga corta. ¿Sabéis lo sudadita que estaba (por supuesto por otra persona) cuando me la puse? Mejor no os lo imaginéis que igual se os revuelve el desayuno…

Viaje a Tailandia

3- Los malditos cambios de temperatura. En los hoteles vais a flipar de como tienen el aire acondicionado (a toda pastilla) y en los supermercados, ya ni os cuento… ¡parecen una auténtica nevera! Y en la calle… hace un calor… ¡un calor demencial! ¿Blanco y en botella? Floureta tienen el cuerpo débil (o eso dicen) y como podréis adivinar se resfrió. Así que mi consejo es que preparéis una bolsita con un mini botiquín por si aca y contéis con llevar alguna medicina para los resfriados, Fortasec, repelente de mosquitos (¡very imprescindible!), ibuprofeno. tiritas… ¡dicen que más vale prevenir que curar y que a tiempo me hubiese valido a mi un sobrecito de Frenadol!

Viaje a Tailandia

4- Si tuviese que volver a Tailandia creo que no sería mala idea tampoco incluir en mi maleta una pequeña mochila impermeable (sin duda va a ser tu complemento de viaje más útil, más que bolsos) y ¡un chubasquero! (por si aca). Nosotros hicimos excursiones por el río, paseos en barca por la ciudad para visitar algunos templos o mercados, una vez en la zona de la playa visitamos alguna isla en barcaza (¡qué aventuras con estas embarcaciones tradicionales..! No entremos en detalles…)… Y claro, si no llevas debidamente protegidas tus pertenencias (véase cámara, móvil, monedero, pañuelos…) con algún salpicón corre el riesgo de acabar todo empapado.

Viaje a Tailandia

5- A mi me recomendaron ir con la maleta medio vacía para comprarme mucha ropa allí cuando llegase porque está tiradísima de precio. Lo primero es una locura para encerrar en el psiquiátrico y lo segundo es muy cierto. Yo hice tanto caso a esta recomendación que ¡me fui a lo loco! Casi, casi con las bragas puestas y poco más. Recuerdo que nuestros compañeros de viajes flipaban… ellos con unos maletones gigantes y nosotros con una maletita de mano para los dos… Yo me tenía que ir comprando la ropa casi, casi al día para poder vestirme y si que es cierto que es muy barata (seguramente mucho más de lo que te puedas imaginar) pero entre las excursiones, visitas programadas y/o pateadas para conocer la ciudad tampoco tienes tiempo de irte al centro comercial todos los días. Al final acabas comprando en los mercadillos (al final o a mitad de cada excursión, no sé porque extraño motivo, acabas en medio de uno de ellos), con ropa de calidad más que dudosa y vestida como una pordiosera. Así que este consejo con medida, ¡¡¡no como yo!!!

Estos serían principalmente mis consejos antes de partir y para ayudaros a preparar la maleta que como podéis intuir, ¡la mía fue un auténtico desastre!

¿Habéis viajado a Tailandia o tenéis pensado hacerlo? ¿Añadiríais algo más los/las que ya habéis estado allí?

Al menos espero que hayáis pasado un rato entretenido que os hayáis reído conmigo o de mi.

Por cierto, ¡las fotos tampoco tienen desperdicio eh! No las he querido ni editar… ¡así veis mi evolución fotográfica desde 2014 hasta aquí!

Si os ha gustado este post y no os importa, dejad un corazoncito (like) aquí abajo. ¡GRACIAS!

Un besazo gigante y buen viernes.

Anna

Anna

Soy Anna, aunque por estos lares soy más conocida como Floureta, el sobrenombre cariñoso con el que me llamaba mi mami de pequeña… Soy la mente inquieta a la que el 8 de Octubre de 2014 se le ocurrió crear un hashtag en Instagram para que la gente día tras día pudiese subir y compartir sus desayunos en la galería.