Blog de El Club del Desayuno Bonito

¡Buenos días de viernes! Hoy arrancamos con una nueva sección en el blog que va a hacer las delicias de los/las más cotillas. Y es que una de las grandes bondades y privilegios que me brinda este club es el de conocer a mucha, muchísima gente....

Ayer hizo un día espectacular en Barcelona. Sol radiante, buena temperatura, cielos despejados, muchísima luz... y a una sin querer se le echan encima las ganas de primavera! Días como los de ayer nos avisan de que la estación de las flores está a la vuelta de la esquina (¡y yo encantada, claro!).

Y no hay nada que me pueda gustar más cuando empieza a mejorar el tiempo que huir los fines de semana de la gran ciudad condal y desconectar en nuestro rincón favorito del mundo; un pequeño pueblo pescador de la provincia de Tarragona donde hemos crecido, pasado los mejores veranos de nuestra vida y donde Floureto y yo nos conocimos.

Los que me seguís por las redes sociales ya pudisteis ver que en Noviembre, con pocos recursos, mucha imaginación y una buena dosis de maña, renovamos por completo nuestra habitación en el pueblo.

¡Y este es el resultado! Espero que os guste.

¿No te parece que hoy en día se les exige mucho a los niños? Me refiero, sobre todo, en el cole. No sé, me fijo en otros países en los que tienen patio cada hora, o no tienen tantos deberes… En fin, sin adentrarnos mucho en todo este politiqueo, que tela la cola que trae, a los niños hoy en día se les exige demasiado. A los 5 años ya tienen que leer. A los 6, escribir con buena letra (por cierto, ¿qué es eso de “buena letra”?). A los 8, las tablas de multiplicar…

Sus lindas cabecitas están a tope desde muy temprana edad. Y por todo esto te recomiendo el desayuno de hoy.

Laundry (inglés) = lavandería. RAE: 1. f. Establecimiento industrial para el lavado de la ropa.  ¿Y porque se llamará así este cafetería de Terrassa (población situada a unos 30 km del centro de Barcelona)? ¡Pues me imagino que por varios motivos!

Los que me conocéis ya sabéis que una de mis grandes pasiones junto a la gastronomía y la fotografía es viajar. Para mi viajar no solo significa poner tierra de por medio y escapar un poco de la rutina sino que es descubrir un sitio nuevo, el estilo de vida de una ciudad, sus costumbres, sus platos típicos, su lengua... ¡Me encanta hacer pequeñas escapadas de fin de semana durante el año a países europeos! ¿A vosotros no? ¿Y la última cual ha sido? ¡Pues los que me seguís a través de mis redes sociales ya sabéis que he estado en Hamburgo! La ciudad alemana que se caracteriza por tener un gran lago, muchísimos puentes y estar rodeada de canales. ¡Dicen de ella que es la Venecia del Norte! No me enrollo más con la intro, os dejo con mis recomendaciones, con la guía de lo que hicimos nosotros ese fin de semana y espero que si viajáis a esta ciudad alemana os sea de gran utilidad. ¡Ahí va!

Este va a ser el primer post de esta nuevo comienzo del blog y sin duda, va a ser muy distinto al anterior. Hace ya 2 años que nació El Club del Desayuno Bonito y no puedo pensar más que en las cosas buenas que me ha regalado. Esta maravillosa comunidad que se ha creado entorno a él, la de personas que hay detrás siguiendo día a día mis andaduras con tanto cariño y admiración, la de desayunos y momentos entrañables que habéis compartido en la galería de Instagram (más de 17.000) y de los que alguna manera nos hacéis partícipes a todos y a todas, que me sigáis desde tan lejos y que aprendamos todos juntos de las costumbres de otros países gracias a vuestros despertares... ¡GRACIAS!