kids club Tag

Mi niño no para. No para quieto ni su cuerpo ni su imaginación. A veces me pregunto a qué edad nos empezamos a cansar los mayores… Mi pequeño cuando volvemos a casa juntos y ve el portal ahí a lo lejos, al final de la calle, sin ápice de agotamiento o pereza, echa a correr hasta casa. ¡Y me dice “venga mama corre! Corre!”. Y yo no corro. Yo no soy un niño y no voy a correr a menos que me ponga mi calzado de running o me persiga un tigre… Cosa poco probable en mis lares. Mi niño no se cansa. Pero hay algo que nos gusta mucho hacer en casa y que mantiene a mi hijo quieto: el cine. Todos en casa somos apasionados del cine,  y creo que, desde que descubrimos que era algo de lo que podíamos disfrutar todos juntos, todavía nos gusta más.